El agua fresca es el petróleo del siglo XXI. Con la creciente población, la urbanización y el cambio climático, se está convirtiendo en un bien limitado. El manejo cuidadoso y el consumo respetuoso, la purificación, almacenamiento y tratamiento de aguas residuales es crítica. Hoy en día todavía un billón de personas no tiene suficiente agua potable a su disposición.

Soluciones Sika

  • Aditivos para el concreto y el mortero de cemento a prueba de agua
  • Sistemas de sellado de juntas de las estructuras estancas
  • Revestimientos interiores de depósitos de agua potable
  • Sistemas de membranas para la impermeabilización flexible
  • Morteros especializados para la restauración de hormigón
  • Recubrimientos para la protección de superficies
  • Resinas especializadas para el sellado de grietas
  • Aditivos para el hormigón que reducen el consumo de agua en su producción.